El Poder de la Naturaleza

Naturaleza
Así como la naturaleza tiene una fuerza arrasadora que puede destruir con tormentas, terremotos, erupciones y maremotos entre otros desastres naturales, esta también tiene la capacidad de albergar vida cada día, y así mismo el poder inmenso de curarnos y ayudarnos a conectarnos a lo más intimo de nosotros, pues la naturaleza nos distancia del agitado mundo moderno y es como una capilla de inspiración y un bálsamo para el alma.
A veces se nos olvida lo importante que es estar en armonía y en contacto con el mundo natural, algo muy simple y poco costoso.  A veces la gente subestima como una vacación en una reserva ecológica o en una montaña pueden brindarnos tantos beneficios y distracciones, si no más, que una visita a una ciudad turística. También muchas personas subestiman como un corto paseo en un parque, la playa, o el campo puede ser más revitalizador que dar una vuelta dentro de un centro comercial o ver una película en el cine.  Está científicamente comprobado que acercarnos a la naturaleza mejora nuestro ánimo, capacidad de concentración y brinda otros beneficios a nuestra salud, además de permitirnos respirar aire puro.
En Dinamarca después de una  investigación se descubrió que las personas que viven en áreas cercanas a algún parque o bosque son menos propensas a sufrir de depresión y ansiedad que aquellas que habitan  zonas urbanas. La naturaleza es profundamente sabía y su poder es inmenso, ésta ayuda a científicos a descubrir y diseñar cosas nuevas, modelar tecnologías y medicamentos, a artistas a inspirarse y crear maravillas, y al resto de las personas a encontrar un lugar de refugio y distracción que brinda beneficios tanto mentales como físicos.
Con el trajín diario y tanto trabajo se nos olvida acercarnos a la madre tierra y disfrutar de los simples placeres y beneficios que la naturaleza nos proporciona. No es necesario viajar a un lugar remoto en busca de paz, cuando tan sólo un paseo en un parque, la visita a un arboreto, caminar junto a un río o trabajar en un jardín pueden relajarnos.  Incluso tener plantas en nuestro hogar es reconfortante y nos conecta más a la tierra dándonos sus beneficios.
Especialmente en las ciudades grandes es preocupante ver hogares con niños y adolescentes que pasan la mayor parte de sus vidas entre inmensas construcciones y rascacielos, incluso con césped artificial  en sus escuelas y colegios, sin poder distinguir ciertos tipos de plantas y animales o nombrar algunas especies porque simplemente no han estado en verdadero contacto con el mundo natural, y los paseos y momentos de distracción que sus padres planean están limitados a lugares urbanos.  Es indispensable tratar que las generaciones más jóvenes vuelvan a reconectarse con la naturaleza, a entender y disfrutar de su energía revitalizadora, y de lo importante que es para nuestro bienestar mental y emocional estar en contacto con las plantas y animales, y de respetar nuestro ecosistema.
Entre todas las vacaciones largas y cortas y actividades de fin de semana que uno programa es importante incluir un paseo o excursión a un parque o  a una reserva natural de vez en cuando, sobre todo si uno vive confinado a un área urbana densamente poblada sin muchos espacios verdes alrededor.  Pues los beneficios y el poder de la naturaleza están ahí esperándonos y es importante reconectarnos con estos para no olvidarnos de donde venimos, y que si en realidad hay desastres naturales a veces, es indispensable no olvidarnos y ser agradecidos por la infinidad de cosas buenas que la tierra nos ofrece cada día y que nosotros como seres humanos hemos optado por conquistar y reducir a espacios limitados y a veces hasta relegar al olvido.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *